miércoles, 8 de febrero de 2017

ALCARAZ (albacete)

Alcaraz es un municipio español situado al sureste de la península ibérica, en la provincia de Albacete, dentro de la comunidad autónoma de Castilla-La Mancha. Se halla al pie de la serranía homónima en el extremo septentrional de ésta, en la falda este del cerro llamado de San Cristóbal.

lunes, 7 de noviembre de 2016

SAAL-digital.es.......... fotoimpresion

Hace una semana tuve la suerte de ver este video de mi amigo Julian Marinov en youtube: Panel de PVC 60 x 90, Grosor: 5 mm en la empresa SAAL-digital hacian una promocion de 50€ de descuento para hacer un cuadro y yo entre los 6 diferentes elegi Panel de PVC 60 x 90, Grosor: 5 mm.total 50€. comfiguere esta foto de la catedral de vitoria-gasteiz que hice hace 4 años cuando vivia alli y la pedi. Y en poco mas de una semana ya lo recibi, Muy rapido y con un embalaje que a pesar de que la delicadeza del panel,su gran tamaño y su envio desde alemania, a llegado en carton rigido y excelentes condiciones, Cuando lo e abierto se me han puesto los ojos como platos, que calidad de impresion, estoy muy contento con esta empresa por sus calidades (mejores que las de hofman, photobox, fotoprix...etc) y unos precios excepcionales y continuas promociones de descuento. Os recomiendo esta empresa, os dejo el enlace para que pidais vuestros cuadros,albumes digitales, copias fotograficas, calendarios...etc recomendable 100%: http://www.saal-digital.es/
.....

martes, 25 de octubre de 2016

CASTELO MENDO (portugal)

Situada entre el paisaje agreste que rodea el río Côa, la aldea de Castelo Mendo fue, durante la Edad Media, un núcleo urbano de gran importancia, debido a su proximidad con la frontera y a las excelentes características defensivas que ofrecía en la época de la fundación de la nacionalidad. Aunque su ocupación se remonta a la Edad de Bronce, hay restos de un poblado romano en el perímetro urbano. Sin embargo, fue con la Reconquista cristiana cuando, como sucedió con otras poblaciones fronterizas, Castelo Mendo cobró una nueva importancia por su papel estratégico en la defensa de la frontera de Riba-Côa frente a los reinos vecinos de Castilla y León. Fue el rey D. Sancho II quien en 1229 dio el paso decisivo en la transformación del pueblo lindero, al otorgar la carta foral y creación de la feria franca, que pasó a realizarse allí tres veces al año, llevando a Castelo Mendo desarrollo económico y, por consiguiente, crecimiento urbano. En la misma época, el monarca mandó edificar el primitivo reducto amurallado que protegía el poblado medieval. Durante el reinado de D. Dinis, Castelo Mendo jugó un papel importante en la defensa de la frontera, por lo que el llamado “el Labrador” ordenó construir la segunda cintura de murallas que rodea el núcleo medieval de la villa. Más adelante, cuando el Tratado de Alcañices estableció definitivamente las fronteras del reino, la aldea fue perdiendo importancia. Hoy, Castelo Mendo conserva aún su diseño antiguo, en el que las murallas protegen un conjunto edificado de memorias históricas, con casas de ventanas manuelinas y balcones salientes. Visita esta acogedora aldea medieval, que está lista para recibirte. En Castelo Mendo, no dejes de visitar: El castillo; El Museo del Tiempo y de los Sentidos; Las iglesias de São Vicente y São Pedro; El edificio que reunía la Prisión, el Tribunal y Casa da Câmara (Ayuntamiento), y que hoy hace las funciones de Oficina de Turismo; El “Mendo” y la “Menda”; La porta dos Berrões, en la que hay dos verracos de piedra celtas; El edificio de la antigua Misericórdia; La feria medieval.

miércoles, 12 de octubre de 2016

Plaza fuerte de Almeida (portugal)

Durante la Edad Media Almeida, creció alrededor de un castillo perteneciente al Reino de León. Por el Tratado de Alcañices de 1297 entre el rey Fernando IV de Castilla y el rey Dionisio I de Portugal, Almeida pasó del Reino de León al de Portugal. Tras lo cual, recibió carta foral de D. Dinis. Plaza fuerte de Almeida: con forma de estrella de 12 puntas (hexágono doble) con seis baluartes e igual número de revellines. Está rodeada de un foso de 12 metros de ancho, a lo largo de un perímetro de 2,5 kilómetros. Durante su momento histórico, la guarnecían 5.000 hombres y poseía más de cien bocas de fuego de diversos calibres. Disponía de compartimentos a prueba de bomba y de casamatas, en las que se podía acoger a la guarnición y a los civiles durante los bombardeos, así como polvorines subterráneos y un hospital de sangre, también debidamente protegido.